Sillas para ducha 

Las sillas de ducha son complementos ideales para aquellas personas que tienen dificultades para mantenerse de pie durante largos períodos de tiempo. Están diseñadas para ser cómodas, seguras y duraderas. La elección adecuada depende de la necesidad de la persona que la utilice.

Categorías recomendadas

Sillas de ducha para una mayor autonomía y bienestar

Ducharse o bañarse regularmente es esencial para mantener la higiene personal. Sin embargo y por ejemplo, algunas personas mayores o personas con problemas de movilidad a menudo tienen problemas para mantenerse de pie sin ningún apoyo. Una silla para ducha es el producto de apoyo perfecto para mantener la higiene diaria de manera independiente y reducir el riesgo de resbalones o caídas. Y para cada necesidad encontrarás una silla de ducha específica, con características que se adapten a lo que estás buscando.

Tipos de sillas para la ducha y el baño

Existen varios tipos de sillas para la ducha o para utilizar en el cuarto de baño. Cada una con distintas características para que puedas conseguir la que más se adecue a tu necesidad.

- Sillas de ducha sin respaldo ni reposabrazos. Los taburetes para ducha sin respaldo ni reposabrazos permiten sentarse en cualquier dirección que elija facilitando la higiene personal en la bañera o el plato de ducha. También puedes encontrarlos con asiento giratorio para una mayor comodidad y mejor movilidad.

- Sillas para ducha con respaldo. Si necesitas algo más de estabilidad para permanecer sentado, este tipo de sillas de ducha es perfecto. Te ofrece la comodidad de estar sentado mientras tes aseas y apoyar la espalda para garantizar tu estabilidad y equilibrio.

- Sillas de baño y ducha con reposabrazos. Las sillas con reposabrazos son un apoyo para levantarse y sentarse con más facilidad. Pueden ser especialmente útiles como agarre para por ejemplo salir de la ducha o la bañera.

- Sillas de ducha con ruedas. Estas sillas te permiten acceder al plato de ducha directamente, mejorando la seguridad en las transferencias y evitando el peligro de resbalones. Las sillas para ducha con ruedas son ergonómicas, facilitan la higiene íntima, proporcionan apoyo para la espalda y agarre, además de estar fabricadas con materiales resistentes a la humedad.

Utiliza las sillas de baño y ducha con total seguridad

La higiene diaria es esencial para nuestro bienestar personal. Aunque en algunas ocasiones pueden producirse resbalones o caídas si no tomamos las medidas adecuadas. Los productos para el baño y la ducha están diseñados para evitar este tipo de problemas. Los materiales que se utilizan para los resposabrazos o por ejemplo, las conteras (material antideslizante de las patas) son específicos para ambientes húmedos y por tanto, seguros cuando los utilices.

sin productos

Estar determinado Envío
0,00 € Impuesto
0,00 € Total

Realizar pedido