Sillas para ducha 

Las sillas de ducha son complementos ideales para aquellas personas que tienen dificultades para mantenerse de pie durante largos períodos de tiempo. Están diseñadas para ser cómodas y duraderas. Una silla de ducha tiene respaldo, es más grande y ofrece más soporte. Un taburete de baño es más versátil. La elección dependerá de la situación física de cada usuario

Sillas ortopedia

Ducharse o bañarse regularmente es esencial para mantener la higiene personal. Sin embargo, algunas personas mayores, o personas con problemas de movilidad a menudo tienen problemas para mantenerse de pie durante una ducha. Una silla para ducha es de ayuda para limpiarse de manera independiente y reducir el riesgo de lesiones. En Mimoshop, puede encontrar una amplia selección de sillas de ducha para satisfacer sus necesidades específicas.

Tipos de sillas ortopédicas para ducha

Aunque todas funcionan de manera similar, hay varios tipos diferentes de sillas de ducha.

Sillas de ducha sin respaldo ni brazos

Los taburetes para ducha sin respaldo ni apoyabrazos permiten sentarse en cualquier dirección que elija facilitando que el agua llegue a todo el cuerpo. Algunos de estos productos incluso incluyen asientos giratorios que los hacen más versátiles.

Sillas para ducha con respaldo

Si necesita algo más de estabilidad para permanecer sentado, estos tipo sillas de ducha de Estos productos pueden obstruir levemente el flujo de agua a su espalda, así que asegúrese de tener mucho cuidado al lavar las partes de su cuerpo que descansan contra el asiento de la ducha.

Sillas de ducha con apoyabrazos

Las sillas de ducha con reposabrazos son un apoyo para levantarse y sentarse con más facilidad. Pueden ser especialmente útiles como agarre para transferencia desde una silla de ruedas.

Sillas de ducha con ruedas

Estas sillas permiten acceder a la ducha directamente, mejorando la seguridad en las transferencias, que pueden hacerse antes de acceder al baño, evitando peligro de resbalones. Las sillas para ducha con ruedas son ergonómicas, facilitan la higiene íntima, proporcionan apoyo para la espalda y agarre, además de estar fabricadas con materiales resistentes a la humedad.

Utilice su silla de ducha con seguridad

El agua es una parte necesaria del baño, pero también puede hacer que el proceso sea peligroso porque hace que las superficies sean resbaladizas. Asegúrese de tener cuidado al entrar y salir de la ducha y no tenga miedo de pedir ayuda si lo necesita. Cuando use su silla de ducha, puede atarse para evitar caerse. También es una buena idea por razones de seguridad secarse en la ducha antes de salir para minimizar la posibilidad de resbalones.

sin productos

Estar determinado Envío
0,00 € Impuesto
0,00 € Total

Precios con impuestos incluidos

Realizar pedido