Taburetes para ducha 

Los taburetes para el baño y la ducha facilitan la higiene personal y diaria a las personas con algún problema de movilidad o de equilibrio. Diseñados para utilizarlos en ambientes húmedos, ofrecen comodidad y seguridad.

Los taburetes para ducha son imprescindibles para mantener la higiene diaria de forma segura y cómoda. Poder asearse sentado previene posibles resbalones o caídas en la ducha y sus consecuencias. Así que su uso está muy recomendado cuando empiezan a aparecer problemas de movilidad o ya existen problemas de movilidad reducida. Utilizar un taburete para el baño puede facilitar tu higiene de forma autónoma y con total comodidad. Además existen distintos tipos y con diferentes diseños que se adaptan a lo que necesites.

Tipos de taburetes, asientos y sillas para la ducha

Los taburetes para el baño, las sillas de ducha o los asientos pueden ser de diferentes tipos y puedes elegirlos según la necesidad que tengas. Todos estos productos son muy sencillos de utilizar, tanto en la bañera como en el plato de ducha. También se pueden usar en el cuarto de baño para sentarse o para apoyar ropa o utensilios de aseo. Son unos productos de apoyo cómodos, prácticos y sencillos.

- Taburetes para baño. Los taburetes son una opción perfecta para poder sentarse mientras te duchas. Con seguridad, gracias a sus patas antideslizantes, puedes elegir entre varios modelos. Uno sencillo con altura regulable o un taburete giratorio que facilita la movilidad dentro de la bañera o del plato de ducha.

- Silla de ducha. Las sillas específicas para la ducha y el baño son una opción ideal para facilitar el aseo personal y diario de personas quizás con algún problema de movilidad o equilibrio. La tranquilidad y la seguridad están garantizadas. Además, puedes encontrar diferentes tipos según tus necesidades. Por ejemplo, la silla para ducha plegable que puedes guardar cuando no la utilices o la silla de ducha con respaldo con o sin reposabrazos.

- Sillas de ducha con asiento en herradura. Para facilitar la higiene íntima se han diseñado las sillas para ducha con un asiento en forma de herradura. Así, el aseo personal es cómodo y sencillo. Disponer de una silla con asiento en herradura, que puedas colocar en la bañera o en el plato de ducha cuando lo necesites, te proporciona la seguridad y el confort imprescindibles en tu hábito de aseo personal.

- Asiento abatible para ducha. Si lo que necesitas es un asiento que puedas utilizar en algunas ocasiones, el abatible es perfecto.  Puedes ajustarlo a la pared y abrirla o cerrarlo cuando lo necesites.

Por último, detallar que todos los productos disponen de conteras en las patas que se ajustan a la superficie, aunque esté húmeda. Así se evitan resbalones o caídas y sus posibles consecuencias. Productos seguros para tu higiene diaria.

 

sin productos

Estar determinado Envío
0,00 € Impuesto
0,00 € Total

Realizar pedido