Platos y rebordes 

Los platos adaptados y rebordes son ayudas técnicas para personas con algún problema de movilidad que facilitan la alimentación diaria y proporcionan una mayor autonomía. 

Los platos adaptados para personas con algún problema de movilidad son productos de apoyo necesarios para la vida diaria. En situaciones de movilidad reducida o por ejemplo de temblores, rigidez o pérdida de fuerza los productos de apoyo para la alimentación permiten a la persona comer con la tranquilidad que ese momento del día requiere. Si antes necesitabas la ayuda de otras personas para comer, ahora puedes hacerlo con total autonomía.

Mejora la autonomía con ayudas técnicas para comer

Las ayudas técnicas para comer son productos imprescindibles para aumentar la autonomía de las personas en situación de dependencia. Cuando aparece algún problema de movilidad en miembros superiores o discapacidad funcional estas ayudas te permiten mantener la independencia. Así puedes seguir siendo autónomo en tu vida diaria. Y de esta manera, mantienes tu bienestar personal.

Tipos de platos adaptados y rebordes

Existen diferentes tipos de platos adaptados y rebordes para que puedas elegir el que mejor se adapta a tus necesidades. En función de la necesidad, un tipo u otro será el más adecuado.

- Platos hondos con reborde. Este tipo de platos son perfectos cuando existe algún problema de movilidad. Por ejemplo, si comes con una sola mano, estos platos permiten que los alimentos no se derramen y utilices el borde para llenar la cuchara. El plato de evaluación es bastante hondo, redondo y por tanto pared interna es elevada. De esta manera, puedes utilizar la pared interior como apoyo para cargar el cubierto. Otro ejemplo, son los platos y cuencos contorneados. Estos se elevan por una parte y están diseñados con un fondo en pendiente. Así, los alimentos caen hacia la zona más profunda para poder recogerlos con total seguridad.

- Rebordes para platos. El uso de un reborde para platos te proporciona la tranquilidad a la hora de comer. Si no dispones de platos adaptados, puedes colocar este tipo de bordes especiales.  Son sencillos de utilizar porque se ajustan al plato cómodamente y por ello quedan fijos. Tras comer, pueden desajustarse y lavarse sin problema. El reborde para plato es perfecto como accesorio básico en tu alimentación diaria.

- Platos contorneados especiales. Existen otros productos que facilitan la alimentación y que son muy sencillos y prácticos. Por ejemplo, el plato adaptado con contornos y ventosa. Este modelo se ajusta a la mesa o bandeja evitando así posibles desplazamientos. Además, el fondo es en pendiente y es apto para lavar en el lavavajillas. Y también puedes disponer de un plato con depósito de agua. Si el momento de la comida se alarga, puedes llenar de agua caliente el depósito y así mantener los alimentos calientes durante más tiempo. Este tipo de plato es antideslizante para mejorar el agarre a la superficie y dispone de tapa.

sin productos

Estar determinado Envío
0,00 € Impuesto
0,00 € Total

Realizar pedido