La teleasistencia para personas mayores: Permanecer en el hogar

La teleasistencia domiciliaria personas mayores es un servicio que permite la permanencia en el hogar de aquellas personas que necesiten cierto seguimiento en su vida diaria. Las personas mayores de edad muy avanzada, que vivan solas, con algún grado de dependencia o alguna discapacidad podrán continuar viviendo el máximo tiempo posible en sus hogares. Se trata de una herramienta disponible que ofrece tranquilidad a la persona usuaria y a sus familiares, personas del entorno o cuidadores.

¿Cuáles son los objetivos que se persiguen?

El fin último de utilizar un servicio de teleasistencia es la permanencia de la persona en su entorno habitual, su hogar. Así, si se desea, se podrá retrasar la incorporación en residencias o centros especializados. Los objetivos que pueden alcanzarse según el dispositivo utilizado son:

  • Ofrecer una respuesta inmediata a las posibles urgencias que puedan darse en el domicilio.
  • Conectar directamente a la persona con una central coordinada por personal cualificado.
  • Apoyar a la persona en situaciones de crisis personales, médicas o sociales.
  • Apoyar además a las personas del entorno como son los cuidadores o familiares, disminuyendo su labor diaria y aumentando su tranquilidad.
  • Disponer de una atención integral para la persona y de los recursos disponibles de la comunidad.
  • Promover la autonomía de la persona retrasando así una situación de dependencia.

Estos objetivos de la teleasistencia domiciliaria personas mayores aumentarán el bienestar de la persona usuaria y de sus familiares o cuidadores. El fin de su utilidad, de proporcionar tranquilidad y seguridad, se obtendrá a partir de ciertas entidades, empresas o dispositivos del mercado. Por poner un ejemplo, en Grupo Las Mimosas disponemos de teleasistencia domiciliaria en MimoHogar. Mediante un sencillo dispositivo móvil se asegura la atención continua a la persona, dentro y fuera del hogar.

La importancia en la vejez de permanecer en el hogar

Según algunos datos de 2016 ofrecidos por Obra Social "laCaixa", el 42% de la población desea vivir en su hogar durante la vejez. Así mismo, el deseo de la responsabilidad del cuidado recae sobre uno mismo, seguido de entidades públicas o privadas y en tercer lugar de los familiares. El deseo de no sobrecargar a los familiares con sus cuidados es mayoritario. Por lo tanto, es imprescindible contar con todas las herramientas posibles y a disposición de las personas mayores para cumplir este deseo: Vivir en casa.

Envejecer en casa y permanecer en el hogar permite mantenerse independiente, conservar las relaciones sociales y con el entorno cercano y utilizar los recursos y el apoyo que se ofrece desde la comunidad. Además, disfrutar de la vejez en el hogar posibilita la continuidad de la identidad. Vivir rodeados de nuestras pertenencias, recuerdos y vivencias que nos otorgan una identidad mejora nuestro bienestar personal.

La teleasistencia domiciliaria personas mayores brinda esta opción y permite cumplir el deseo de vivir en el propio hogar si las circunstancias lo permiten. Esta herramienta está disponible en distintas entidades y empresas y en diferentes dispositivos adecuándose a las necesidades individuales y a las circunstancias personales.

En caso de necesitar asesoramiento para contratar un servicio de teleasistencia, no dude en ponerse en contacto con nosotros.