Servicio de ayuda a domicilio, un apoyo a los cuidadores

El servicio de ayuda a domicilio  presta una serie de atenciones a personas en situación dependencia.  A continuación detallamos algunas cuestiones a tener en cuenta sobre este servicio.

El objetivo es la atención y prestación de cuidados a personas mayores y a personas dependientes.

Esta atención se desarrolla en el hogar y en el entorno de la persona. En algunos casos, se necesita ayuda para realizar las actividades de la vida diaria y en otros además, se acompaña de manera personalizada. Estos servicios se programan de forma que aseguren la atención integral teniendo en cuenta a la persona, sus necesidades e intereses.

Los objetivos específicos del servicio de ayuda a domicilio son:

  • Mantener a la persona en su entorno y ambiente cotidiano.
  • Atender a la persona de forma integral en sustitución del cuidador principal o demás cuidadores.
  • Promover la realización autónoma de las actividades de la vida diaria.
  • Fomentar la autonomía, las relaciones sociales y actividades de ocio.
  • Prevenir el riesgo de aislamiento de la persona en situación de dependencia.

Además, es un recurso fundamental para los cuidadores de personas en situación de dependencia. En muchas ocasiones, los cuidadores viven situaciones de estrés y de gran carga física y emocional y este recurso puede servirles de apoyo. Los servicios de ayuda a domicilio reducen las consecuencias negativas de cuidar y aumentan las positivas, mejorando así su bienestar personal. ¿Y cómo logran estos servicios mejorar la calidad de vida de los cuidadores? Además de servir de apoyo en su labor diaria, les permite disponer de tiempo libre, de un tiempo de respiro que facilite el descanso.

El apoyo a los cuidadores es necesario para mantener y mejorar su calidad de vida.

Los servicios de ayuda a domicilio permiten atender a la persona en situación de dependencia de manera integral y profesional. Así mismo, permiten tiempo de descanso a los cuidadores familiares. Éstos dedican gran parte de sus días y esfuerzo a cuidar a algún familiar que necesita ayuda para desenvolverse en su vida diaria. Las distintas circunstancias vitales sitúan a una persona en esta situación, la de convertirse en cuidador. Así, la persona cuidadora cambia su vida para adaptarla a la nueva situación que en ocasiones puede ser desbordante.

Los nuevos cuidadores descubren poco a poco cómo solucionar problemas y situaciones diarias con una gran dosis de paciencia y el aprendizaje de nuevos conocimientos. Los servicios de ayuda a domicilio les permitirán, además de recibir ayuda, cuidar de forma óptima y mantener un buen nivel de bienestar. Veamos algunos de los servicios que se ofrecen:

Atención a domicilio

Este servicio incluye la atención a las necesidades domésticas y de los cuidados personales. La primera opción contiene los servicios de limpieza del hogar (puntual o cotidiana), de limpieza y organización de la ropa o de cocina. La segunda incluye servicios de atención personal. Por ejemplo movilizaciones, apoyo en la higiene diaria o en la alimentación.

Teleasistencia

Los servicios de teleasistencia pretender mantener en contacto continuo a la persona en situación de dependencia con personal cualificado. En caso de alguna emergencia, inseguridad o aislamiento la persona puede recibir la atención necesaria mediante un sencillo y manejable dispositivo.

Acompañamiento

En ocasiones pueden necesitarse y solicitarse servicios de acompañamiento que se prestan en el domicilio o en el entorno. Estos servicios mantienen el bienestar de la persona disminuyendo el sentimiento de soledad y acompañando en sustitución del cuidador principal.

Ayudas técnicas

El asesoramiento en la elección de ayudas técnicas es otro servicio del que se puede disponer. Permiten adaptar el entorno o ayudar a las personas en la realización de sus actividades de la vida diaria. Además, existen ayudas técnicas que facilitan la labor de los cuidadores por ejemplo para movilizar a la persona para vestirla o bañarla.

En definitiva, los servicios de ayuda a domicilio prestan una atención individualizada a personas en situación de dependencia y sus familiares mejorando el bienestar y la calidad de vida de los implicados. Estos recursos son una fuente imprescindible en el apoyo a los cuidadores, las personas en situación de dependencia y a los familiares.

 

Fuente:

"Cómo cuidar en casa a una persona en situación de dependencia", 2009. Diputación de Zaragoza