fbpx

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Andalucía ha elaborado una «Guía del Cuidador». Una guía que nos proporciona recomendaciones para una situación de cuidados. Consejos que mejoran la calidad de vida de los cuidadores de personas en situación de dependencia.

La guía comienza explicándonos cómo una situación de cuidados puede generar estrés y disminuir el bienestar de las personas.

¿Cómo comenzar a cuidarse?

En ocasiones, los cuidadores familiares que suelen serlo las 24 horas del día, necesitan parar. Necesitan hacer una pausa, respirar, descansar o hacer ejercicio.

Los fisioterapeutas recomiendan pedir ayuda para aliviar la carga a la que los cuidadores pueden estar sometidos. Además, resaltan la importancia de saber respirar. Respirar profundamente dos o tres veces seguidas, y sentir la relajación muscular al expirar. También se puede utilizar algún método de relajación que utilizado diariamente pueda ayudarnos a calmarnos. (En MimoOnline podemos darles alguna pauta de relajación).

La realización regular de algún tipo de ejercicio físico nos ayudará en el día a día. Nos mantiene activos, con un buen estado de ánimo y preparados para realizar sobreesfuerzos.

Athletic senior in sportswear sitting on grass in a park and listening to music on headphones

¿Cómo realizar movilizaciones cuidando nuestra postura?

Una buena postura corporal puede evitar tensión muscular y futuros problemas de espalda. Cuando realizamos movilizaciones a la persona que cuidamos es posible hacernos daño. Por esa razón, los fisioterapeutas nos explican que para cuidarnos debemos realizarlas correctamente:

  • Ayuda al caminar. Para ayudar a caminar a la persona que cuidamos, nos colocaremos al lado de ella. Con una mano sujetando en su cintura y con la otra cogiéndole su mano. Desplazaremos su peso con nuestras manos hacia un lado, comenzando a caminar con la pierna contraria.
  • Desplazamiento de tumbado a sentado. Situaremos a nuestro familiar que está tumbado, de lado. Con una pierna semiflexionada y la de debajo doblada. Sacaremos la parte inferior de las piernas fuera de la cama y sujetándole la mano que tiene libre tiraremos con cuidado. Siempre colocando la otra mano en su espalda.
  • Desplazamiento de sentado a de pie. La persona sentada entrelaza los dedos de las manos, con el fin de pasar los brazos por detrás del cuello del cuidador. El cuidador flexiona las rodillas frente a la persona y lo sujeta por la cintura atrayéndola hacia él. A continuación, se empuja hacia arriba tratando que la persona también se ponga de pie.

Estas son algunas de la recomendaciones de los fisioterapeutas en una situación de cuidados. Además en la guía encontraréis más consejos profesionales. Para más información podéis consultarnos a través de la web.

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad