¿Que cambios de salud pueden producirse en los cuidadores?

Los cuidadores de familiares en situación de dependencia suelen tener peor estado de salud física, mental y social que los no cuidadores. Sin embargo, los cuidadores que cuentan con apoyo, tienen mejor salud que los que no.

¿Cuáles son los problemas de salud más comunes?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la salud es un estado completo de bienestar en estas tres áreas y no sólo una ausencia de enfermedad. Así pues, los cuidadores deben autocuidarse para conseguir un buen estado de salud que les permita realizar su tarea en las mejores condiciones.

Los problemas de salud más comunes en los cuidadores son la depresión, el estrés, la ansiedad, fatiga, dolores musculares, dolores de cabeza, molestias estomacales, peor estado de salud percibido, etc. Estas afecciones aparecen porque:

  • Realizan esfuerzos constantes tanto físicos como emocionales.
  • El tiempo que dedican a los cuidados es muy elevado.
  • Experimentan, en la mayoría de los casos, dudas, culpabilidad, pensamientos erróneos, desesperanza…
  • Descuidan e infravaloran su propia salud.
  • Los apoyos con los que cuentan suelen ser menos que los que realmente necesitan.
  • La frecuencia de las relaciones sociales disminuye.
  • La calidad y la efectividad de los cuidados dependerá en gran medida del estado de salud del cuidador y teniendo en cuenta los anteriores factores, la labor que desarrollan será exitosa.

¿Cómo pueden los cuidadores mantener un estado de salud aceptable?

Algunas recomendaciones para cuidar nuestra salud:

  1. Considerar que nuestro estado de salud no es menos importante que el de nuestro familiar.
  2. Observar cómo nos sentimos. El estrés, la tristeza, la ansiedad… repercuten negativamente en nuestra salud física.
  3. Acudir al médica ante primeros síntomas.
  4. Llevar una dieta saludable.
  5. Hacer ejercicio (fuera o dentro de casa).
  6. Administrar los descansos.
  7. Contar con el apoyo de los demás familiares.
  8. Mantener nuestras relaciones sociales.
  9. Consultar a profesionales en caso de cualquier problema. Ellos saben a lo que se enfrentan.
  10. Informarse.

Fuente:

"Ser cuidadora, ser cuidador. Guía de apoyo para personas cuidadoras”. Cruz Roja Española