Las ayudas se tramitan en los Servicios Sociales de los Ayuntamientos y en los órganos gestores de las Comunidades Autónomas y Direcciones Territoriales del Imserso.

El porcentaje adecuado y saludable de oxígeno en sangre es de entre el 95% y el 100%.
Como cuidadora puedes recibir ayudas de atención sociosanitaria en el hogar de la persona que cuidas y prestaciones económicas vinculadas a un servicio, para cuidados en el entorno familiar y de asistencia personal.

La valoración se realiza mediante el informe de salud, el entorno habitual y una entrevista personal realizada por profesionales cualificados para ello.

Existen 3 grados de dependencia, moderada, severa y gran dependencia, según la necesidad de ayuda en las actividades de la vida diaria.

Es una planificación de cuidados en la que se especifican las tareas a realizar, las horas en las que se realizan y las personas que las llevan a cabo.

Es el Programa Individual de Atención en el que se especifica la intervención adecuada hacia la persona en situación de dependencia (servicios, prestaciones económicas).

Es una herida en la piel producida por el roce o la presión en ciertas zonas del cuerpo y que suelen aparecer en personas con movilidad reducida o encamadas de forma prolongada.

La amnesia (pérdida de memoria, olvidos), afasia (problemas para leer, escribir o hablar correctamente), alexia (problemas de lectura), apraxia (problemas para realizar tareas motoras) y alteraciones de conducta.

Es una herramienta que permite tiempos de descanso y ayuda a los cuidadores y previene el desgaste físico y psicológico asociado a cuidar.
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola