¿Cómo afrontamos la pérdida de un ser querido?

La pérdida de un ser querido es una situación vital estresante en la que el intenso dolor es en la mayoría de los casos insufrible.

Según García García (1998) el duelo se define como “la reacción adaptativa natural ante la pérdida de un ser querido, que conlleva, en general, un largo y costoso proceso de elaboración y ajuste”. Añadimos que implican ciertas demostraciones físicas, psicológicas y sociales.

¿Qué nos puede ayudar en este proceso?

Gestionar la pérdida de un ser querido es un proceso lento y muy doloroso.

Las siguientes tareas pueden ayudaros si estáis pasando por ese proceso o si acompañáis a alguien cercano:

  • Aceptar la realidad. Para poder aceptar la realidad de la pérdida, se recomienda hablar sobre la muerte, sobre los que nos hace sentir. Expresar el dolor que nos causa. Se recomienda hablar sobre la persona que ha muerto y lo que significa para nosotros. Hablar de ello ayuda a asumir la realidad (si no se habla, “no existe”).

  • Identificar y expresar sentimientos. Es necesario expresar los sentimientos, permitirlos, apoyarlos. Algunas recomendaciones son: preguntar por las emociones que acompañan a los hechos que se explican, poner nombre a los sentimientos y darse permiso para sentirlos, sugerir otras formas de expresión de emociones como diarios, cartas, ser conscientes de que sentir alegría es un derecho que no implica olvido…
  • Adaptarse a vivir en un mundo en que el otro ya no está. Es importante evitar cambios muy bruscos después del fallecimiento, ya que no es el mejor momento para llevarlos a cabo, por ejemplo venta de propiedades, cuidar de nietos para no estar solo… Aprender estrategias de solución de problemas, reforzar la toma de decisiones y el valor para hacerlo.
  • Recolocar emocionalmente al fallecido. La persona debe permitirse el derecho a ser feliz, a disfrutar, a amar. Es necesario insistir que no se trata de olvidar, de reemplazar sino de reestructurar el vínculo y la forma de relacionarse que se tenía con él (por ejemplo de verle o tocarle a su apoyo de serenidad).

 ¿Cómo afrontan las personas mayores la pérdida de un ser querido?

En la mayoría de los casos, las personas mayores tienen que sobrellevar la pérdida de su pareja. Y existe gran variabilidad en cómo lo han afrontado. Encontramos personas que han sentido rabia, culpa, soledad… pero al mismo tiempo han experimentado crecimiento personal y satisfacción por saber manejar la situación. Otras personas se han sentido tan abrumadas por la pérdida que no han podido gestionar sus vidas durante años.

Los recursos personales son los mejores indicadores de una buena adaptación a la nueva situación. Recursos como la motivación, la flexibilidad, ciertas habilidades, la capacidad de pedir ayuda y aceptarla, la autoestima positiva consiguen los mejores ajustes al duelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MIMOSALUD Y VIDA SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios MIMOSALUD Y VIDA SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.