¿Qué es la Ley de Dependencia, cómo, cuándo y dónde solicitarla?

La dependencia es un término que define una situación personal en la que se necesita ayuda para realizar ciertas actividades de la vida diaria.

La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia y a las familias surge para cubrir esa necesidad. Por lo que ofrece servicios a personas que son consideradas en situación de dependencia.

¿Qué son, cuántos y cuáles son los grados de dependencia contemplados en la ley?

Para estimar la prestación que se realiza, se evalúa el grado de dependencia. Es decir, el nivel de ayuda que un dependiente precisa para desarrollar sus actividades diarias. En ese sentido la ley contempla tres grados de dependencia:

  • Grado I. Dependencia moderada: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria, al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.
  • Grado II. Dependencia severa: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no quiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal.
  • Grado III. Gran dependencia: cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal. Serán atendidos con carácter preferente al resto de grados.

¿A qué servicios se tiene acceso según el nivel de dependencia?

Según el grado de severidad del dependiente, este podrá acceder a:

  • Los Servicios de Prevención
  • Los Servicios de Tele-asistencia
  • Servicio de Ayuda a Domicilio
  • Atención de las necesidades del hogar
  • Cuidados personales.
  • Servicio de Centro de Día y de Noche
  • Servicio de Atención Residencial
  • Residencia de personas mayores en situación de dependencia.
  • Centro de atención a personas en situación de dependencia, en razón de los distintos tipos de discapacidad.

¿Cómo y dónde se solicita la prestación de la ley de dependencia?

La prestación se solicita, inicialmente en el centro de servicios sociales competente más cercano. Para ello es necesario pedir un informe de salud, generalmente en el propio centro de salud, que determine el nivel de dependencia del solicitante, y presentar tanto el informe antes mencionado como la acreditación del solicitante (D.N.I. y certificación de empadronamiento) en el organismo antes citado.

Si necesitas más información sobre ¿Qué es la ley de dependencia, cómo, cuándo y dónde solicitarla? puedes contactar con nosotros aquí.