Foro-debate "Abriendo mentes, cerrando estigmas"

El viernes 10 de Octubre y con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, asistimos al foro-debate organizado por la Asociación Canaria de Familiares y personas con enfermedad mental (AFES) titulado "Abriendo mentes, cerrando estigmas".

AFES es una entidad sin ánimo de lucro para la mejora de la calidad de vida de las personas con enfermedad mental y sus familiares.

La asociación tiene diferentes programas en activo. Por ejemplo campañas de sensibilización, información y asesoramiento a las familias, intervención familiar y atención domiciliaria.

El objetivo de este foro fue reunirse para celebrar este día en torno a dos ideas fundamentales:

La promoción de la salud mental y acabar con el estigma hacia las personas con enfermedad mental. Los ponentes invitados fueron:

  • Enrique González Camacho (miembro del grupo de empoderamiento en salud mental y de la junta directiva de AFES).
  • Miguel Hernández González (psiquiatra de la Unidad de Salud Mental de Icod de los Vinos).
  • José María Rodríguez de Castro (psicólogo, terapeuta familiar del Servicio de Infancia y Familia en Illes Baleares).

Esther Sanz Sánchez, psicóloga clínica mediadora del foro-debate inició el evento. Resaltó la importancia de la prevención de la salud mental. También el apoyo a las familias, la necesidad de la aplicación de las estrategias propuestas para la salud mental, superar la infradotación de recursos, el empoderamiento de las personas con enfermedad mental y su inserción laboral.

Los ponentes del foro centraron sus discursos en la erradicación del estigma (desaprobación social severa de características personales que son percibidas como contrarias a lo "normal"). Las personas con enfermedad mental, sus familias y los profesionales deben de luchar día a día contra él.

Además Enrique González comentó a este respecto que también es vital combatir el autoestigma sufrido por los propios pacientes. Su empoderamiento será fundamental. Así mismo, comentaron como el peso del diagnóstico, el etiquetado, empeora esta situación. Miguel Hernández propuso un acercamiento esperanzador. Un enfoque en el que se de importancia a las capacidades de las personas con enfermedad mental, no a sus limitaciones. En el que se valore su experiencia personal y se les otorgue un papel activo en todo el proceso. Destacó la necesidad de que este colectivo tenga sueños y esperanzas y luchen por ello, que no renuncien al futuro. José María Rodríguez también apoyó esta idea. Las personas con alguna enfermedad mental no deben perder el sentido de la vida ni desconectar de su futuro. Reivindicó la importancia de combatir los mitos acerca de los trastornos mentales, continuar con la investigación y fomentar el asociacionismo entre todos los miembros implicados.

Porque acabar con los estigmas es posible, intentemos entre todos "abrir nuestras mentes".

Tratemos de comprender la situación, normalmente dolorosa de las personas con trastorno mental y de sus familias.