La enfermería domiciliaria, una alternativa asistencial

El aumento de la población mayor que requiere atención domiciliaria se incrementa cada año. Además, el aumento de personas en situación de dependencia y los cambios en la estructura familiar propician este tipo de cuidados de proximidad. La enfermera a domicilio Zaragoza es una alternativa de intervención y de respuesta a las necesidades de los pacientes en el propio hogar.

La atención domiciliaria se define como un proceso de atención continua, en el domicilio del paciente y en el ámbito biopsicosocial. Los actores del proceso no sólo son los de atención sociosanitaria sino que también se involucra, en la medida de los posible a familiares y cuidadores. Así mismo, cuentan con recursos de fácil movilidad hasta el domicilio. La atención a domicilio se presta cuando la persona por motivos de salud o por problemas sociosanitarios no puede acudir al centro de salud. Se realizará entonces cuidados integrales de forma temporal o permanente.

Población objetivo de la atención a domicilio

Cada Comunidad Autónoma especifica su protocolo de actuación en este servicio, la población a la que se dirige, las actuaciones concretas, la atención prestada, etc. En general, la población a la que va dirigida este tipo de intervención es:

  • Que padezcan alguna patología que les imposibilite acudir a su centro de salud.
  • Con reciente alta hospitalaria que requieran atención sanitaria y no puedan desplazarse (hasta su recuperación).
  • Que necesiten cuidados paliativos y con una enfermedad avanzada.
  • Atendidas en centros sociosanitarios.
  • Mayores de 80 años que cumplan alguna de las anteriores condiciones.
  • Familiares o cuidadores principales.

La enfermera a domicilio Zaragoza, una profesional con habilidades específicas

La enfermería domiciliaria no sólo presta atención sanitaria sino que evalúa la situación y los posibles cambios teniendo en cuenta la actuación de los otros profesionales. Las enfermeras pueden solicitar la atención médica necesaria o por ejemplo la actuación de trabajadores sociales o servicios específicos de la comunidad. Según el plan de cuidados, pueden solicitar los recursos disponibles indispensables al centro de salud correspondiente o los servicios que se requieran. Las enfermeras a domicilio atienden además a las familias o cuidadores y supervisan las actuaciones directas de otros profesionales como los auxiliares.

El profesional de enfermería trabaja como agente de salud elaborando objetivos a seguir y las pautas de actuación correspondientes. Como ya hemos comentado, esta actuación la realiza de la mano de otros profesionales y del cuidador principal de la persona. Aún así, la provisión de este servicio varía según Comunidades y países manteniendo en común ciertas tendencias a desarrollar. Algunas de ellas son: La coordinación entre la atención sanitaria y social, la presencia de otros profesionales a parte de trabajadores sociales (psicólogos, auxiliares, fisioterapeutas, podólogos...) o el desarrollo de programas para atender a los cuidadores principales.

Teniendo en cuenta las necesidades de la población, la atención domiciliaria debería aumentar como recurso indispensable para las familiar y los pacientes. La enfermera a domicilio Zaragoza es una opción óptima en el seguimiento y continua atención. Si necesita más información al respecto, en MimoHogar podemos asesorarle.

 

 

Fuentes:

"Guía de buena práctica clínica en atención domiciliaria" Organización Médica Colegial (OMC), Ministerio de Sanidad y Consumo, 2005.

Díaz Paulete, A. "Equipos de soporte de atención domiciliaria: Relación terapéutica de la enfermera con la familia" Universidad Autónoma de Madrid, 2006.