El duelo por un ser querido, una respuesta emocional

Hoy escribimos sobre el duelo. Una respuesta emocional ante la pérdida de un ser querido. Que implica además la pérdida de lo que representaba en nuestra vida. El dolor y el vacío, la pérdida de afecto, de cercanía o de planes futuros lo convierten en una experiencia muy desoladora.

La consecuencia de esta experiencia es una interrupción en los hábitos y rutinas, actividades diarias o costumbres que se compartían con esa persona querida. Y por lo tanto, una pérdida no sólo física sino también emocional.

Las diferentes circunstancias y las diferencias individuales serán clave en la expresión de duelo, aunque existen algunos síntomas comunes que lo caracterizan:

  • Síntomas físicos. Episodios de llanto, cansancio, problemas para dormir, aumento o disminución del peso corporal, inquietud, taquicardia, etc.
  • Síntomas emocionales. Ansiedad, apatía, confusión, culpabilidad, irritabilidad, miedo, negación, tristeza, etc.
  • Síntomas sociales. Soledad, pesar por la nueva realidad social, sentimiento de no pertenencia al grupo, etc.

Etapas del duelo por un ser querido:

Aunque existen diferentes modelos, la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross estableció 5 fases del duelo, aclarando que no se suceden en orden sino que vamos de una a otra hasta que finalmente asumimos la muerte como inevitable:

  1. Negación. Negamos la situación para poder afrontar el shock que nos produce la pérdida (no estamos preparados para soportar tanto dolor).
  2. Ira. En esta fase la ira es la protagonista. Ira contra la persona fallecida, contra nosotros mismos, los amigos, los familiares e incluso personas extrañas.
  3. Negociación. Esta fase puede producirse antes del fallecimiento o después. Se intenta negociar con por ejemplo Dios u otro ser superior para que no ocurra el fatal desenlace o para disminuir el inmenso dolor.
  4. Depresión. Es una fase caracterizada por la tristeza, la incertidumbre, el miedo y el agotamiento físico y mental. Es una respuesta adecuada a la pérdida de un ser querido.
  5. Aceptación. En esta fase se acepta la pérdida, se asume que nuestro ser querido ya no está entre nosotros y se aprende a seguir viviendo, a convivir con esta pérdida.

Desde MimoOnline recordaros que podéis consultarnos las dudas que tengáis y ofreceros apoyo en caso necesario desde nuestra sección de contacto.