¿Cuál es el diagnóstico diferencial de las demencias?

El diagnóstico diferencial de la demencia es fundamental.

La presencia en una persona de un déficit cognitivo no implica necesariamente que padezca una demencia.

En ocasiones, otras patologías pueden originar un deterioro cognitivo. Será fundamental diferenciarlas para no equivocar el diagnóstico:

  • Envejecimiento normal y deterioro cognitivo leve (DCL). En el envejecimiento normal, los cambios cognitivos asociados a la edad varían de persona a persona. Pero por ejemplo se dan quejas de fallos de memoria (que mejoran con diferentes ayudas) o problemas en resolución de tareas. El DCL se caracteriza por quejas de pérdida de memoria, actividades de la vida diaria normales, función cognitiva general normal, trastorno de memoria superior al normal para su edad y no demencia. Las dificultades para diferenciar el envejecimiento normal de un inicio de demencia, ha dado lugar a establecer un diagnóstico de DCL como diagnóstico precoz de demencia, aunque algunas personas con DCL no desarrollarán una demencia.
  • Demencia y delirium. Aunque puedan coexistir, el delirium es un trastorno agudo o subagudo (dura días o semanas) por lo que es necesario esperar a que desaparezca para confirmar una demencia. El delirium es un trastorno cuyo rasgo principal es el descenso del nivel de conciencia y de atención. Se caracteriza por la presencia de trastornos de conciencia y atención, de la percepción, pensamiento, memoria, psicomotricidad, emociones y del ciclo vigilia-sueño.
  • Demencia y depresión. Alrededor del 50% de las personas que sufren depresión padecen un deterioro cognitivo. Y en algunos casos es tan notable que puede confundirse con una demencia. Es lo que se ha denominado pseudodemencia depresiva. La depresión con afectación cognitiva se caracteriza por tener un inicio bien definido, una evolución rápida y corta (semanas), quejas detalladas del deterioro cognitivo, síntomas afectivos presentes, mejoría vespertina, lagunas específicas de memoria, etc.
  • Otras entidades. Otras entidades pueden cursar con deterioro cognitivo como la discapacidad intelectual (comienza antes de los 18 años con una función intelectual inferior a la media), la esquizofrenia (se asocia a múltiples deterioros cognitivos pero menos graves y con síntomas psicóticos), el trastorno amnésico (alteración pura de memoria sin afectación de otras áreas cognitivas) y la simulación y trastorno facticio(patrones de deterioro inconsistentes, la persona inventa una enfermedad o lesión).

Fuente:

Educa-DEM (Instituto de Investigaciones psiquiátricas, IIP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MIMOSALUD Y VIDA SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios MIMOSALUD Y VIDA SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.