Todo sobre el Día Mundial del Alzheimer 2018

El pasado viernes 21 de Septiembre se celebró el Día Mundial del Alzheimer 2018. Un fecha instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para visibilizar la enfermedad de Alzheimer, la demencia más frecuente en la actualidad a nivel mundial. Este año, la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) ha elegido el lema a nivel nacional "Alzheimer ConCiencia Social", un tema reivindicativo por el que se unen todas las asociaciones y se envía un mensaje a toda la sociedad:

Alzheimer ConCiencia Social

Este año y bajo este lema elegido por la Confederación, se quiere destacar la importancia de ser conscientes de esta enfermedad. Todavía hay muchas personas que no la conocen o que han oído hablar de ella pero no saben exactamente cómo se inicia, cómo se desarrolla o cómo se trata. La meta es concienciar a la sociedad, visibilizar la enfermedad de Alzheimer, dar a conocer los primeros síntomas, esos que pueden pasar desapercibidos pero que son el inicio de un largo camino.

Además, en el Día Mundial del Alzheimer 2018, CEAFA quiere reivindicar una mejora en la atención que se ofrece a las personas con Alzheimer y a sus familiares y cuidadores. Una atención que debe respetar la dignidad de todas las personas atendidas y sus derechos. Así mismo, se destaca la identidad propia de esta enfermedad, la singularidad única que une a todos los afectados, pacientes y cuidadores, y que debe tener en cuenta en cuanto a la dependencia y a los cuidados ofrecidos.

Algunos eventos por el Día Mundial del Alzheimer 2018

La Confederación Nacional de Alzheimer la constituyen en la actualidad 310 asociaciones locales que trabajan día a día por mantener el bienestar y la calidad de vida de las personas con la enfermedad y sus familiares y cuidadores. Entidades que conmemoran este día con distintos eventos y actividades y, en la mayoría de los casos, con actos durante todo el mes de Septiembre. El objetivo principal es visibilizar la enfermedad de Alzheimer y la labor incalculable de sus cuidadores, generalmente familiares.

  • Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer de Huesca. Inicia la campaña "Otoño para el recuerdo" con una mesa redonda sobre las claves para gestionar la enfermedad y la proyección de "Amanecer de un sueño". Además continuarán los eventos durante todo el otoño.
  • Asociación de familiares de enfermos de Alzheimer de Zaragoza. Han celebrado la jornada deportiva solidaria "Todos juntos por el Alzheimer" además de un ciclo de conferencias relacionadas con la enfermedad.
  • Asociación de familiares de personas con Alzheimer y otras demencias de Teruel. Han celebrado la semana del Alzheimer con diferentes actos como la proyección de "Siempre Alice", mesas informativas por la ciudad y una chocolatada.
  • Asociación de familiares y amigos de personas con Alzheimer y otras demencias de Zamora. Han compartido diferentes actos por el Día Mundial del Alzheimer 2018, entre otros, un cóctel benéfico y un evento musical en la calle con punto informativo.
  • Asociación de familiares y cuidadores de enfermos de Alzheimer y otras demencias de Tenerife. Con motivo de esta jornada, además de puntos informativos de la enfermedad han organizado el "I Concurso de Cuentos para Adultos", con la temática de la visión del entorno cercano sobre la enfermedad.

Nosotros queremos aportar y contribuir, por el Día Mundial del Alzheimer 2018, al conocimiento de la enfermedad, a tomar conciencia de cómo es, cómo se inicia. Para ello os dejamos un listado de los signos de alarma de inicio del Alzheimer. Es importante tener en cuenta que no tienen porqué experimentarse todos. Cada persona es única, y por tanto, cada paciente y sus síntomas también.

10 claves para sospechar el inicio de la enfermedad de Alzheimer (información de Alzheimer´s Association):

Olvidos o cambios en la memoria

La persona con un inicio de Alzheimer sufre cambios en su memoria que afectan a su día a día. Por ejemplo, olvida información que acaba de aprender, olvida fechas importantes como un cumpleaños o pregunta por lo mismo repetidamente. En este momento, la persona necesita la ayuda de recursos de memoria (notas, recordatorios en el móvil...) o de otras personas para acordarse de ciertos detalles que antes recordaba sola.

Dificultad para solucionar problemas y para planificar

Aparece una dificultad que conlleva falta de concentración y más tiempo para realizar lo que se programa. Y es que planificar y resolver problemas se hace más complicado. Por ejemplo elaborar una receta de cocina que se conocía u organizar los gastos y las cuentas económicas del mes puede ser difíciles de llevar cabo.

Problemas al realizar tareas diarias

Las personas en un inicio de la enfermedad pueden tener problemas al realizar tareas cotidianas en el hogar, en su trabajo o en su tiempo de ocio. Por ejemplo, dificultad para encontrar un sitio conocido en el que ha quedado con alguien o para hacer una tarea concreta en casa como utilizar el horno.

Desorientación espacial y temporal

Puede ocurrir que la persona empiece a desorientarse en el espacio y en el tiempo. Puede perder la orientación en lugares conocidos, no recordar como ha llegado a un lugar o no recordar la estación del año.

Problemas con la vista

Es posible empezar a tener dificultades con imágenes visuales, es decir, problemas por ejemplo para leer o para detectar los diferentes colores. Por supuesto, cuando se comprueba que no existe otra patología como las cataratas o problemas visuales.

Problemas en el uso de las palabras

Pueden aparecer problemas en el lenguaje oral y escrito, dificultando así mantener conversaciones. Por ejemplo, perdiendo el hilo de una conversación, repitiendo o utilizando palabras erróneas.

Colocar los objetos en otro lugar

Las personas con inicio de la enfermedad pueden colocar objetos familiares, como unas gafas, en otro lugar al cotidiano. Además tienen problemas al intentar recordarlo o al deshacer sus pasos para encontrarlo.

Problemas en la toma de decisiones y juicio

Puede ocurrir que la persona empiece a experimentar problemas al toas decisiones, o la decisión correcta en cada caso. Por ejemplo, comprar productos sin control, regalar dinero a otras personas o descuidar su higiene.

Pérdida de la iniciativa

Es frecuente la disminución en la iniciativa tanto en la vida social como en la laboral o personal. Por ejemplo, al ser consciente de las dificultades que está viviendo últimamente, la persona prefiere no participar en ciertos eventos sociales.

Cambios en el carácter y el estado de ánimo

La persona puede sufrir cambios en su personalidad y estado de ánimo. Por ejemplo puede sentir confusión, más enfados, estar triste sin un motivo, miedoso cuando antes no lo era, ansiedad o nervioso en situaciones nuevas.

Estos signos de alarma son una herramienta útil que nos ponen sobre aviso de que quizás estamos en el inicio de esta enfermedad. En cualquier caso, si aparecen algunos de estos síntomas, pida cita con su médico para poder examinar lo antes posible la situación. A través de la detección temprana del Alzheimer se pueden tomar medidas y comenzar tratamientos para ralentizar la enfermedad y para planificar todo lo que conlleva.