La sobrecarga de los cuidadores de personas en situación de dependencia

Los cuidadores de personas dependientes con frecuencia expresan la aparición de ciertos problemas de salud física y psicológica derivados de la situación de cuidados. Estos problemas sumados a otros laborales, económicos, sociales o familiares pueden generar una sobrecarga en el cuidador. Es decir, la situación de cuidados y la atención que se brinda sobrepasa a la persona y sus circunstancias afectando además a la persona en situación de dependencia.

Algunas cifras sobre los cuidadores familiares (informales)

Los cuidadores informales (no formales, no profesionales) son mayormente los familiares de la persona en situación de dependencia. Además, en la actualidad sigue siendo el porcentaje más alto de mujeres frente a hombres las que realizan esta labor. Los cuidadores de personas dependientes suelen ser familiares directos, como la cónyuge, la madre o la hija y suelen tener más de 40 años.

Según los últimos estudios las personas que cuidan han cambiado su vida para poder hacerlo, se sienten desbordados con la situación, su esfuerzo físico aumenta demasiado, tienen problemas de sueño o de ansiedad entre otras problemáticas. Estas circunstancias confirman que la situación de cuidados puede generar en los cuidadores altos niveles de sobrecarga, de estrés y la disminución de su bienestar.

Sobrecarga de los cuidadores

La sobrecarga de los cuidadores debe ser entendida desde un punto de vista multidimensional, es decir, que diversas variables le afectan. Las tareas que se realizan, el tiempo dedicado a ellas, las consecuencias en el ámbito laboral y social, la disminución del tiempo libre y de ocio o la percepción de la situación del cuidador son algunas de ellas. Además hay que tener en cuenta las diferencias personales en cuanto a cómo respondemos ante el estrés o qué recursos tenemos para abordar la nueva situación.

Así, la sobrecarga de los cuidadores de personas dependientes puede aparecer en las siguientes circunstancias:

  • Realizar una gran cantidad de tareas que sobrepasan a la persona cuidadora. Estas tareas además van cambiando a lo largo del tiempo, adaptándose a los cambios de la situación y de la persona en situación de dependencia.
  • Cuidar a un familiar puede conllevar una carga emocional importante (por ejemplo viviendo el deterioro que se produce en un caso de enfermedad de Alzheimer).
  • Debido a la carga de trabajo, puede ocurrir y si no se cuenta con apoyo de otros familiares, social o profesional, que la persona cuidadora disminuya o elimine sus relaciones sociales y sus actividades de ocio.
  • Como consecuencia de cuidar a lo largo del tiempo se puede generar un estrés crónico con sus propias consecuencias. En estos casos se ha denominado en ocasiones a los cuidadores "pacientes ocultos".

Para prevenir o reducir la sobrecarga del cuidador existen distintos recursos. Desde los Servicios Sociales, las entidades privadas o concertadas o desde las asociaciones u organizaciones se ofrecen servicios que pueden beneficiar a los cuidadores y a su situación. Los servicios de respiro familiar, el apoyo de profesionales en la labor diaria, los centros de día, programas para la salud (desde los Centros de Atención Primaria) o la información o formación dirigida a los cuidadores son algunos de estos recursos.

En MimoOnline podemos asesorarle y guiarle en la búsqueda y elección del recurso más cercano y adecuado para su situación. En tal caso, no dude en ponerse en contacto con nosotros desde el formulario de contacto de la web.

 

Fuentes:

S. Carretero Gómez, J. Garcés Ferrer, F. Ródenas Rigla."La sobrecarga de las cuidadoras de personas dependientes: Análisis y propuestas de intervención psicosocial", 2006

D. Trezza Riera. "Proyecto de investigación. Cuidadores informales de personas dependientes en Barranco Grande: Sobrecarga, calidad de vida y apoyo social", 2016 (Universidad de La Laguna)

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola