Baremo de movilidad reducida | Todo lo que necesitas saber

El baremo de movilidad reducida es una puntuación que determina el grado de movilidad que tiene una persona con discapacidad.

Al solicitar tu certificado de discapacidad, se calcula este baremo para poder conseguir las ayudas o prestaciones que necesites. Vamos a ver qué es y cómo puedes beneficiarte. Y recuerda, si tienes dudas déjanos un comentario y la resolveremos. También puedes escribirnos desde el formulario de contacto de la web

¿Qué es el baremo de movilidad reducida?

El baremo de movilidad reducida es indispensable para precisar si existen problemas en el uso de los transportes públicos colectivos. Teniendo graves dificultades en la deambulación y un grado de discapacidad del 33% o superior. Si existe movilidad reducida, este baremo estima el grado de capacidad motriz que tienes. Y así, según la puntuación del baremo, puedes optar a las prestaciones disponibles como, por ejemplo, el aparcamiento en lugares habilitados.

¿Qué es el grado de discapacidad?

El grado de discapacidad es la valoración en porcentaje, teniendo en cuenta las capacidades físicas, psíquicas, sensoriales y socioeconómicas.

Este porcentaje sirve para saber de forma más objetiva cómo afecta la discapacidad a la autonomía de la persona. Así, se pueden ofrecer las ayudas según las necesidades específicas. Y cuando el grado de discapacidad es igual o superior al 33% se adquiere el certificado de manera automática.

¿Para qué sirve el baremo de movilidad reducida?

El baremo de movilidad reducida sirve para obtener varios beneficios relacionados con el transporte y la accesibilidad.

Si tu puntuación es de 7 o superior, es decir, tienes un baremo positivo, puedes optar a distintos beneficios. Por ejemplo, la tarjeta de aparcamiento para personas con discapacidad.

7 puntos del baremo de movilidad reducida

Al solicitar tu certificado de discapacidad, te lo pueden conceder directamente cuando cumples alguno de estos tres requisitos. Si tu situación es una de ellas, se asume que tienes problemas de movilidad y no es necesario evaluarlo.

  • Utilizas silla de ruedas para desplazarte.
  • Dependes de bastones en tus desplazamientos.
  • Surgen conductas de difícil control debidas a graves deficiencias intelectuales.

Si no te encuentras en una de estas situaciones, te aplican otros criterios para la valorar tu movilidad. Cada uno de estos criterios te da una puntuación. Y su suma (un mínimo de 7 puntos) establecerá las dificultades de movilidad existentes. Estos criterios, que se clasifican según la dificultad de su realización, son los siguientes:

  • Puedes deambular en una superficie llana.
  • Puedes deambular en una superficie que tenga obstáculos.
  • Subes o bajas un tramo de escaleras.
  • Superas un escalón de 40 cm.
  • Te sostienes de pie en la plataforma de un medio de transporte.
infografía con los puntos del baremo de movilidad reducida

¿Cuándo se considera que hay dificultades de movilidad?

Las personas con problemas de movilidad tienen dificultad en la realización de las actividades de la vida diaria por un deterioro en la capacidad motora. Así, ven reducida su autonomía y por tanto necesitan alguna ayuda externa en su vida cotidiana. Y estas ayudas pueden ser proporcionadas por otras personas o por el uso de los distintos productos de apoyo.

Las dificultades de movilidad pueden reducir la independencia de la persona y por eso es esencial tomar las medidas que sean necesarias. Por su bienestar y por mantener su calidad de vida.

Beneficios de un baremo de movilidad reducida positivo

El baremo de movilidad reducida positivo implica una serie de beneficios imprescindibles. Por ejemplo, te permite acceder a beneficios sociales y económicos. Por ejemplo, las ayudas para adquirir un vehículo adaptado, la obtención de la tarjeta de estacionamiento o de la reserva de un espacio para estacionar.

Todos estos beneficios, mejoran tu accesibilidad y tu movilidad diaria y aumentas así la autonomía.

Tramitar la Tarjeta de estacionamiento

Las personas con certificado de discapacidad disponen de un derecho fundamental para su movilidad. Disponer de la tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad. Si tienes un grado de discapacidad de como mínimo el 33% y tu baremo de movilidad reducido es positivo puedes optar al trámite de esta tarjeta. Y este trámite se realiza en tu ayuntamiento o, dependiendo de la Comunidad Autónoma, en la Consejería correspondiente. Sigue estos pasos y obtén tu tarjeta personal e intransferible.

  1. Acude a tu ayuntamiento y pide la solicitud necesaria.
  2. Cumplimenta el impreso que te proporcionan y adjunta la documentación requerida. Normalmente, el grado de discapacidad y el baremo de movilidad reducida.
  3. Presenta la solicitud y la documentación en el ayuntamiento.
  4. Al presentarla, el ayuntamiento la resolverá en el plazo que tenga para ello.
  5. Una vez concedida, debes volver para firmar la tarjeta y recogerla.

Para acabar, nos olvides que se deben cumplir tus derechos como persona con discapacidad. Pregunta, asesórate y accede a todos los beneficios que puedes obtener. Y si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros y la resolveremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MIMOSALUD Y VIDA SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios MIMOSALUD Y VIDA SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.