Qué hacer cuando un anciano no quiere tomar la medicación

Si cuidas a una persona mayor, es posible que alguna vez te encuentres en esta situación. Debe tomar su medicación, pero no quiere. ¿Qué puedes hacer? ¿Qué hacer cuando un anciano no quiere tomar medicación? Vamos a ver algunos de los motivos por los que no quiere y algunos consejos para que la tome.

Y si tienes dudas, deja tu comentario o escríbenos en nuestra consultoría gratuita. Las resolveremos.

Porqué un anciano no quiere tomar medicación

La razones por las que una persona mayor no quiere tomar su medicación son muy variadas. Desde algunos efectos secundarios que le incomodan hasta el formato en que lo tiene que tomar. Quizás le cueste tragar una pastilla o no le guste nada el sabor de su medicación. De cualquier forma, es posible que te veas en esta situación. La persona mayor se niega a tomarla y debe hacerlo. Vamos a ver algunas de las razones por las que podría negarse, para encontrar soluciones y que continúe su tratamiento.

Tiene efectos secundarios

Es posible que alguno de los fármacos que está tomando produzca efectos secundarios. Y éstos, detectados por la persona mayor, le causan malestar. Puede que le causen insomnio, malestar estomacal o cambios en el estado de ánimo. Todo dependerá del tipo de medicamento que esté tomando.

El anciano no quiere tomar medicación porque directamente le causa malestar de alguna manera.

Se le olvida que tiene que tomarla

Es posible que la persona mayor olvide que tiene que tomarla y se salte una dosis. O piense que ya ha tomado su medicación cuando en realidad no lo ha hecho. Puede exista algún problema de memoria o deterioro cognitivo y la persona no recuerde tomar su medicación.

Las situaciones de olvido que pueden surgir son muchas y muy variadas.

No le han explicado para que sirve

Puede ser que el anciano no quiere tomar medicación porque nadie le ha explicado para que sirve. Es esencial que sepa la utilidad de cada medicamento para que pueda valorar su importancia. La persona mayor no comprende para qué tiene que tomar varias pastillas y no les da importancia. Como adultos, es importante saber para qué tomamos algún fármaco.

Si entendemos la razón, podemos asumir que tenemos que tomar nuestra medicación por nuestro bien.

El formato no es adecuado

También es posible que le hayan prescrito la medicación en un formato que inadecuado. Por ejemplo, que le hayan recetado pastillas cuando tiene algún problema para tragar. Así, la persona se niega a tomar su medicación, no porque no quiera sino porque le es muy difícil tomarla.

Es esencial facilitar la toma de medicación y si es necesario cambiar su presentación.

Consejos para tomar la medicación

Como hemos visto, pueden ser varias las razones por las que un anciano no quiere tomar medicación. Estos son algunos ejemplos pero pueden ser muchas más. Aunque lo realmente importante es encontrar una solución. Una forma adecuada para conseguir que la persona tome su medicación sin ningún problema.

Infografía con 7 consejos si un anciano no quiere tomar la medicación.

Mantén organizados los medicamentos

Para empezar, es esencial mantener los medicamentos organizados. Si la persona mayor debe tomar varios, en distintos momentos del día puedes utilizar algún pastillero. Existen distintos formatos para cada caso. Por ejemplo, para tres tomas al día durante la semana de varios fármacos. El hecho de tener organizada la medicación y en qué momento tomarla hace más fácil tomarla. La persona puede ver qué medicación debe tomar en cada momento del día. Y además saber para qué sirve cada pastilla que toma. De esta manera se reducen los olvidos y se es más "consciente" del tratamiento que debe seguir.

Crea un ambiente relajado

En los momentos de tomar la medicación, crea un ambiente relajado. Un ambiente tranquilo en el que la persona mayor se encuentre calmada y tranquila. Puedes utilizar una conversación entretenida, música que le guste o cualquier recurso que creas que puede funcionar. Es importante no obligarla a tomar su medicación. Sino encontrar la manera de que quiera tomarla por mantener su salud. Puedes por ejemplo, abordar la emociones y comprender porqué se niega a tomarla. Será más fácil encontrar la solución partiendo de lo que siente.

Utiliza la imaginación y hazlo divertido

En algunos casos, es posible que la persona, por ejemplo porque padece deterioro cognitivo, se niegue a tomarla. Ya has intentado hablar con ella, le has explicado las razones, has creado ese ambiente relajado pero aún así no quiere. En este momento quizás puedas hacer uso de tu imaginación, de utilizar el humor para conseguirlo. Si conoces a la persona sabes cómo hacer que se sienta relajado y crear un ambiente distendido. Sólo es necesario dedicar un poco a tiempo a pensar cómo podrías hacer de ese momento, un momento divertido.

Cambia el formato de la medicación

A veces, un anciano no quiere tomar medicación porque el formato no es el adecuado. Es posible que le hayan recetado su medicación en un formato que le es incómodo o difícil de ingerir. Por ejemplo, pastillas cuando surge algún problema para tragar. Si es así, puedes pedir a su médico o farmacéutico que cambie el formato. Pueden recetarle el mismo fármaco en parches o sobres para beber. Son muchas las opciones. Sólo tienes que consultarlo para encontrar la solución adecuada para la persona mayor.

Contacta con su médico

Además de poder cambiar el formato del fármaco, es posible que la medicación tenga algún efecto secundario. Quizás sea esta la causa por la que la persona mayor no quiere tomarla. Puedes ponerte en contacto con su médico para estudiar el caso y ofrecer otro tipo de fármaco o diferente dosis. En definitiva, que te ofrezca una solución para que la persona no deje de tomar la medicación.

Mezcla con los alimentos

En algunas situaciones, la persona mayor se niega a tomar la medicación aún habiendo intentado varias soluciones. Tras haberlo consultado con su médico, si es posible, puedes mezclarla con los alimentos. Es importante consultarlo con el médico porque no todas las medicinas se pueden mezclar. En caso de que aconseje no hacerlo, puedes pedirle otro formato del fármaco.

Sé flexible, paciente

Tomar la medicación que nos ha recetado el médico es fundamental para nuestra salud. Pero en algunos casos, tomarla es complicado. Si la persona mayor que atiendes no quiere tomarla, es aconsejable ser flexible. Puedes esperar un rato y volver a intentarlo, no perder la paciencia o dar prioridad a la medicación más importante. Ser flexible comprendiendo la situación, no perder la paciencia y priorizar.

Cuando una persona mayor no quiere tomar la medicación es esencial partir de sus razones. Intentar comprender, saber cómo se siente y entender sus motivos. A partir de ahí, encontrarás las soluciones que buscabas. Si no es así, puedes dejar tu comentario y te ayudaremos. También puedes escribirnos en nuestra sección de consultas y te guiaremos para encontrar una solución.

Preguntas frecuentes

¿Puedo obligar a un anciano a tomar la medicación?

No, es importante no obligar a nadie a tomar su medicación. Si queremos que siga su tratamiento debemos encontrar otros recursos para que tome su medicación.

¿Qué pasa si una persona mayor no toma su medicación?

Si una persona no toma su medicación, interrumpe el tratamiento médico y por tanto no puede recuperarse de su enfermedad. Es esencial seguir el tratamiento que nos han prescrito.

¿Qué hago si se ha saltado una toma?

Si la persona se ha olvidado o no ha querido tomar su medicación hace poco, puedes recordarle tomarla. Si falta poco para la siguiente toma, puedes esperar a ese momento. Se recomienda no dar una dosis doble por un olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MIMOSALUD Y VIDA SL .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios MIMOSALUD Y VIDA SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.