7 Consejos para manejar las alucinaciones en Alzheimer

Cuando aparecen alucinaciones en Alzheimer, la persona huele, saborea, oye, ve o percibe algo que no existe. En su mayoría se producen por los cambios que ocurren a nivel neuronal. Aunque también pueden deberse a efectos secundarios de alguna medicación.

¿Tienes un familiar con Alzheimer o cuidas a una persona con esta enfermedad? En algunos casos puedes verte en la situación de tener que manejar las alucinaciones y quizás te produzca confusión y nerviosismo. Te doy algunas pautas para manejarlas con calma. Y si tienes alguna duda para ponerlas en práctica, puedes ponerte en contacto con nosotros y la resolveremos.

¿Qué son las alucinaciones en Alzheimer?

Las alucinaciones en el Alzheimer son parte de los síntomas psicóticos de la enfermedad, junto a las ideas delirantes con mayor frecuencia. Y para la persona con Alzheimer, las alucinaciones son vividas como reales. Así que experimentan distintas emociones como miedo, alegría, inquietud o sorpresa, entre otras.

En general son visuales, auditivas, olfativas e incluso táctiles. Por ejemplo, la persona que cuidas dice ver a alguien sentado al lado suyo, pero no hay nadie. Para ella es real. Además, en la mayoría de los casos están provocadas por la propia enfermedad, es decir, por el deterioro cognitivo que se produce. Pero también por algunos efectos secundarios de la medicación. En cualquier caso, es importante acudir al especialista para que valore y revise el tratamiento.

Tipos de alucinaciones en Alzheimer

infografía sobre los tipos de alucinaciones en alzheimer

Los tipos de alucinaciones en Alzheimer más frecuentes se relacionan con los distintos sentidos. Estas pueden ser algunos:

  • Alucinaciones visuales. Si tu familiar tiene alguna alucinación visual podrá ver personas, escenas o destellos. Por ejemplo, dice ver a un familiar que ya ha fallecido.
  • Alucinaciones auditivas. Junto a las visuales, las auditivas son de las más frecuentes. La persona puede escuchar voces, murmullos o diferentes sonidos.
  • Alucinaciones olfativas. En este tipo de alucinaciones en Alzheimer, se perciben olores de forma errónea. Por ejemplo, oler a quemado.
  • Alucinaciones táctiles. Tu familiar puede, en un momento dado, decirte, por ejemplo, que siente un hormigueo. O que siente que le tocan o tiene algo por debajo de la piel.
  • Alucinaciones gustativas. La persona con Alzheimer puede percibir el sabor de los alimentos como desagradables.

¿En qué fase del Alzheimer surgen las alucinaciones?

Si surgen alucinaciones en Alzheimer suelen ocurrir en la fase moderada de la enfermedad. Una fase en la que el deterioro es evidente y la persona necesita ayuda en sus actividades cotidianas. Por ejemplo, ayuda para mantener su higiene personal, para vestirse o para recordar datos básicos como una dirección.

Además de las alucinaciones, tu familiar también puede sufrir otras alteraciones psicológicas y del comportamiento. La agresividad, la ansiedad o el insomnio son posibles en esta fase. Pero varían entre personas. No tienen por qué aparecer y si lo hacen pueden surgir en distinta intensidad.

¿Qué hacer cuando un paciente de Alzheimer sufre una alucinación?

Cuando tu familiar sufre una alucinación, es importante mantener la calma. Ten en cuenta cuál es su reacción. Puede ser con tranquilidad y sin malestar o quizás con ansiedad y nerviosismo. Por eso, el manejo de las alucinaciones dependerá de esta reacción y de la intensidad y sus características. Por ejemplo, en unas ocasiones las alucinaciones consistirán en conversaciones con alguien que no está. Pero en otras, pueden darse situaciones que se perciben como amenazantes para la persona y para el cuidador. 

Para manejar correctamente las alucinaciones te proponemos estos 7 consejos prácticos:

Infografía con 7 consejos prácticos para manejar las alucinaciones en alzheimer

Busca asesoramiento profesional

En caso de alucinaciones es fundamental el asesoramiento profesional para valorar si se necesita medicación para controlarlas o si es ésta la que las produce. En este caso se puede cambiar el tratamiento. También se puede hacer una revisión médica ocular y auditiva para descartar problemas visuales y de audición.

Observa a tu familiar

Es importante averiguar si las alucinaciones son un problema para tu familiar y para ti mismo. Si producen angustia o nerviosismo o por ejemplo, si conllevan alguna acción peligrosa, mantén la calma, ofrece seguridad y comprensión.

Reacciona con calma y tranquilidad

Intenta estar calmado y tranquilo. Si las alucinaciones no conllevan ningún peligro, no intervengas, no las discutas, no contradigas a tu familiar. Si se insiste en que no son reales se puede generar irritación. Puedes distraerlo por ejemplo animándolo a hacer contigo alguna actividad en casa. Además, háblale en un tono suave, mantén el contacto visual con él y físico como cogerle de la mano.

Ofrece apoyo y confianza

Por ejemplo, dar unas palabras de ánimo o de apoyo para que tu familiar sepa que cuenta contigo: "Se que estás preocupado" o "estoy aquí". Es importante que intentes encontrar los motivos de las alucinaciones y lo que significan para la persona. Así podrás ofrecerle apoyo más concreto.

Distrae a tu familiar

La distracción puede ser muy útil en caso de alucinaciones. Pídele que te acompañe a otra habitación o comienza alguna actividad interesante y agradable para tu familiar. Esto puede distraerle y llamar su atención.

Sé honesto

Si tu familiar te pregunta algo sobre su alucinación, puedes responder de forma sincera. Por ejemplo, explícale (en caso de una alucinación visual) que no lo has visto pero que sabes que él sí. Así admites que él ha visto algo, pero no discutimos si es real o no. No es necesario iniciar un conflicto.

Haz cambios en el entorno

En algunos momentos puedes cambiar ciertos objetos o la iluminación. Con esto puedes conseguir disminuir las alucinaciones. Por ejemplo, si la persona ve a alguien en el espejo podrías quitarlo. Quizás se vea a sí mismo pero no se reconoce. También puedes mantener la casa ordenada y disponer de una buena iluminación.

MimoHogar, cuidado de ancianos por horas

Estos algunos consejos para manejar las alucinaciones en Alzheimer. Y como es normal no saber cómo actuar o reaccionar, sobre todo te recomiendo mucha calma cuando tu familiar perciba algo irreal. Ponte en su lugar y reacciona de forma segura y tranquila. Se lo transmitirás. Y recuerda que si quieres asesoramiento sobre este tema o más información, puedes escribirnos en nuestro formulario de contacto y te ayudaremos.