Agresividad, negatividad...¿Cómo manejar algunos síntomas de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer incluye muchos síntomas, como por ejemplo agresividad, negatividad... entre otros. Éstos varían según la fase en la esté la persona, pero también varían entre personas. Algunas tienen ciertos síntomas y otras otros. Así, la expresión de la enfermedad es variada y por tanto la forma de manejar los síntomas también.

Vamos a ver algunos de estos síntomas y algunas claves para manejarlos y poder mantener el bienestar de la persona enferma y de la que cuida.

Consejos para manejar los síntomas conductuales del Alzheimer

como manejar la agresividad en un paciente de alzheimer

En la enfermedad de Alzheimer pueden aparecer diferentes síntomas. La persona presenta, además de los síntomas cognitivos (por ejemplo, pérdida de memoria, desorientación o problemas de lenguaje) otros conductuales y psicológicos. Éstos afectan a la persona, al cuidador principal, a la familia, a la situación. Y comprenderlos y manejarlos de forma adecuada es la clave para mantener el bienestar de todos.

¿Cómo manejar los cambios de conducta de un paciente de alzheimer?

En la evolución de la enfermedad, el daño cerebral que se va produciendo provoca que aparezcan algunas alteraciones del comportamiento. Son causa de la propia enfermedad y en general se muestran con mayor intensidad en la fase moderada del Alzheimer. Aunque empiezan a aparecer en la primera fase.

¿Y cómo puedes manejarlos? ¿cómo reaccionar para reducirlos?Te doy algunos consejos para los síntomas conductuales, para manejarlos e intentar que vuestro bienestar no disminuya.

Síntomas conductales del Alzheimer y cómo manejarlos

A continuación, vamos a ver algunos de los síntomas conductuales más frecuentes y cómo manejarlos de forma adecuada:

como manejar lo síntomas más comunes de alzheimer

  • Agitación

    La agitación aparece en forma de intranquilidad, tensión, inquietud, hiperactividad. Y en general, surge por algún motivo. Por ejemplo, por estar en un ambiente muy ruidoso, por algún dolor físico o por un exceso de energía.

En la persona que cuida genera bastante angustia e inseguridad por lo que es esencial tomar algunas medidas para reducirla. Puedes acercarte a la persona despacio trasmitiendo calma, con serenidad. Hablarle con suavidad, con cariño. Evita los reproches o explicaciones. Intenta distraer con otra actividad que sea gratificante para la persona. Por ejemplo, escuchar música del pasado de la persona o ver ese álbum de fotos de su vida.

  • Deambulación

    Es bastante común que la persona camine de forma continua, sin rumbo fijo, con inquietud, de día y de noche.

Esta situación genera en el cuidador agotamiento, temor por el riesgo de caídas o vigilancia continuada. La desorientación, el miedo o la confusión pueden ser causa de esta deambulación. Para evitarla o reducirla, intenta proponer actividades estimulantes para persona que consigan liberar esa energía y evitar el aburrimiento. Crea ambientes seguros que le permitan deambular sin riesgos y sin cambiar demasiado el entorno. Caminar le genera tranquilidad. Así mismo evita retener a la persona porque generará agitación o agresividad.

  • Acciones repetitivas

    Es común la repetición de preguntas o de actos debido a la pérdida de memoria, la ansiedad, el aburrimiento o incluso a efectos de la medicación.

En las personas cuidadoras puede generar malestar, estrés o frustración, entre otras consecuencias. En estos casos, puedes pedir una revisión de la medicación, llamarle la atención hacia alguna actividad que la persona disfrute, contestar con calma sobre la emoción que conlleva el contenido de la pregunta, mantener las rutinas e identificar los estímulos que desencadenan esas preguntas o acciones.

  • Agresividad

    También son frecuentes reacciones agresivas sobre todo en la fase moderada de la enfermedad. La persona puede gritar, insultar, golpear o tirar objetos sin motivo aparente. En general, la causa es la confusión y la frustración de la persona por el avance del deterioro cognitivo.

Para controlar estas reacciones es importante mantener un entorno seguro para que la persona pueda descontrolar sin hacerse daño ni hacer daño a los demás. No contradecir ni discutir ni forzar a relajarse, se calmará. Ten en cuenta si hay ruidos o hace mucho calor o frío. Al cambiar el ambiente a uno más tranquilo y agradable la persona suele calmarse. Háblale con un tono calmado, suave y gesticula de la misma manera. Además, puedes comentárselo a su médico para la revisión de su tratamiento.

  • Negativismo

    Este síntoma aparece como resistencia y oposición continua. Por ejemplo, negarse a levantarse de la cama o a asearse.En general surge por la frustración de la persona que percibe que ya no es capaz de hacer una actividad sin ayuda. Al principio de la enfermedad, la persona consciente de su deterioro, se frustra al verse incapaz de hacer algo.

Este negativismo genera en la persona cuidadora un desgaste importante y aumento de la sobrecarga. Además, altera de forma grave el entorno familiar. Para manejarlo puedes acudir a su médico para que revise la medicación, mantener las rutinas de la persona, promover su autonomía lo más posible, dividir las tareas en otras más pequeñas y posibles, evitar los enfrentamientos o permitir que la persona vaya a su ritmo.

 

Cuidar al cuidadorCuidar al cuidador

Si necesitas apoyo, información o ayuda para manejar estos síntomas u otros puedes contar con profesionales, otros cuidadores o distintas entidades. Todos ellos pueden informarte y ayudarte en el proceso de cuidar. Darte consejos para el día a día, para manejar estas situaciones que pueden complicar el cuidado.

Estos son algunos de los síntomas conductuales de la enfermedad de Alzheimer. Síntomas que dificultan el día a día si no se manejan de forma adecuada. Y es que a la mayoría de nosotros no nos han explicado o no nos han enseñado como hacerlo. Y las situaciones cotidianas pueden descontrolarse y hacernos sentir mal y sobrepasados.

Desde aquí, te invito a visitar nuestra consultoría. Un espacio gratuito en el que puedes resolver tus dudas o preguntarnos cómo resolver algún problema que esté alterando vuestros días. Recuerda que puedes dejarnos un comentario o escribirnos desde la web en nuestro formulario de contacto. Si necesitas ayuda, aquí la tienes.

Fuentes:
KnowAlzheimer
Moreno, A (2018). Manejo de comportamientos difíciles en la enfermedad de Alzheimer. Neurama

2 responses to “Agresividad, negatividad...¿Cómo manejar algunos síntomas de Alzheimer?

  1. trabajo con personas con este tipo de enfermedad, estos puntos me han ayudado mucho para enternderles y de como ayudarles en momentos muy criticos

    Noel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable MIMOSALUD Y VIDA SL.
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios MIMOSALUD Y VIDA SL.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://grupolasmimosas.com/aviso-legal/.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola