Actividades de verano para compartir con las personas mayores

¿Vas a disfrutar unos días de verano con tus padres, abuelos o alguna persona mayor cercana? Porque estamos convencidos de que ser mayor no nos impide saborear el verano, te proponemos algunas actividades de verano para personas mayores, para compartir y disfrutar.

Para empezar, consideramos que es esencial tener en cuenta los intereses y gustos de las personas mayores a la hora de planificar unas vacaciones o actividades en grupo. Podemos reunirnos para hablar, compartir intereses, poner en común y negociar lo que queremos hacer en estos días de verano. Tener en cuenta a las personas mayores con las que vamos a compartir unos días, respetar sus intereses y sus ilusiones les hará sentirse partícipes de la situación y les aportará un mayor bienestar.

Actividades de verano para personas mayores. Ideas para disfrutar y compartir

Si queréis compartir tiempo con las personas mayores de la familia, si queréis proponerles alguna actividad o si eres mayor y buscas opciones para disfrutar estos días, os damos alguna idea interesante para llevar a cabo en verano.

Actividades de verano para las personas mayores

Actividades y visitas culturales

Si vais a disfrutar unos días en otra ciudad o pueblo o queréis visitar en un día otra localidad puede ser la oportunidad perfecta para realizar alguna actividad cultural. Acudir a un museo, a un concierto, conocer un monumento, ver una actuación teatral, una sesión de cine y disfrutar de un baile o unas fiestas de verano pueden ser una opción inmejorable para quizás disfrutar de algo que deseábamos hace tiempo.

Si planificáis una escapada cultural, aunque sea un solo día, es recomendable tener en cuenta que en general, las personas mayores necesitan un poco de descanso, ir más despacio y llevar su ritmo. Atendiendo las necesidades de cada uno disfrutaréis todos de la experiencia.

Momentos de relax

El verano es una buena época para compartir momentos de relax, de tranquilidad y de relajación. Si os apetece podéis acudir a un spa (centro de hidroterapia), a la piscina municipal más cercana, si vivís o viajáis a la costa a la playa o a daros un masaje. Cualquier momento es bueno para tomar un respiro, descansar y seguir disfrutando los días de vacaciones.

Ejercicio físico moderado

Realizar algún tipo de ejercicio físico de forma moderada contribuye a mantener un envejecimiento activo y por tanto saludable. Además de seguir una alimentación sana, el ejercicio físico nos mantiene en forma, mejora nuestro estado de ánimo, reduce el estrés, aumenta la resistencia cardiovascular o mejora la calidad del sueño y el descanso. La actividad física es beneficiosa para todos, tanto jóvenes como mayores. Por supuesto, cada uno a su ritmo, teniendo en cuenta sus intereses y gustos y si es el caso bajo supervisión médica. En verano podemos pasear, nadar o realizar algún ejercicio que siempre nos ha gustado pero recomendamos realizarlo en las horas del día de menos temperatura, para prevenir posibles problemas como un golpe de calor:

Si compartís algunas actividades de verano para personas mayores, recordar que la prevención es esencial.

Talleres y actividades concretas

El verano es el momento perfecto para realizar algún tipo de taller y actividad que siempre hemos querido hacer o tenemos pendiente. Podemos acudir a un taller de cocina, de informática, a alguna actividad relacionada con el aprendizaje de un idioma, a clubs de lectura, a un taller de teatro, de huerto ecológico, de salud, etc. Son muchas las opciones disponibles, desde talleres específicos a actividades de ocio y tiempo libre y podemos hacerlas en grupo, en familia o en solitario. Las asociaciones para personas mayores, los centros de día, los ayuntamientos o las entidades o empresas específicas que nos proponen ciertas actividades, ofrecen distintas posibilidades durante estos días veraniegos.

Recomendaciones sobre la salud

Para disfrutar adecuadamente de las actividades veraniegas no olvides seguir las recomendaciones médicas que han podido prescribirte. Si necesitas tomar medicación tenlo en cuenta y llévala contigo, bebe la cantidad de agua suficiente y recomendada (normalmente un litro y medio al día), realiza el esfuerzo físico justo sin excederte demasiado, utiliza un calzado y vestimenta adecuados a la actividad que vayas a realizar, no varíes tu dieta si tienes indicada alguna restricción y controla tu presión si es el caso.

 

Por último, sólo señalar que estos días de verano son magníficos para compartir con las personas mayores que queremos, para disfrutar en familia. Unos días para el entretenimiento, el ocio, el aprendizaje, para promover las relaciones intergeneracionales o el envejecimiento activo. ¿Os animáis a disfrutar y compartir actividades de verano para personas mayores? ¿Sois mayores y os apetece disfrutar unos días realizando actividades que os interesan? ¡No lo dudéis, animaros!

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola