El acompañamiento hospitalario como apoyo a los familiares

El servicio de acompañamiento hospitalario es un recurso dirigido a los familiares, cuidadores y a las personas que han sido hospitalizadas. Mediante este servicio se ofrece compañía y atención a la persona ingresada y aporta además, un descanso a los familiares o una sustitución en el caso de que éstos no puedan permanecer en el hospital.

Hoy dedicamos estas líneas a este tipo de servicio tras recibir un caso de solicitud de acompañamiento en un hospital de forma urgente. Este tipo de casos, recibidos en MimoHogar, nuestro Servicio de Ayuda a Domicilio, llegan con relativa frecuencia. Así que queremos aclarar en qué consiste para la tranquilidad de quién lo solicita. Marta nos llama porque tras una intervención quirúrgica, han ingresado a su madre y estará hospitalizada alrededor de dos semanas. Es hija única y vive en la misma ciudad que su madre, sin embargo sus familiares residen bastante lejos y no pueden acudir al hospital con asiduidad. Trabaja a jornada completa y le preocupa que su madre pase demasiado tiempo sola en su recuperación. Se pone en contacto con nosotros para solicitar un servicio de acompañamiento para las horas en las que ella no pueda acudir al hospital.

El acompañamiento hospitalario, un recurso para familiares

Normalmente, una persona es hospitalizada de urgencia y en cuestión de horas los familiares deben organizar su tiempo para poder acompañar a su ser querido. El ritmo de vida actual a veces no nos permite, como quisiéramos, disponer de ese tiempo tan preciado para ofrecer compañía a un familiar cuando nos necesita. Por todo ello, este servicio, que está formado por distintos profesionales cualificados, ofrece la compañía necesaria, la atención y los cuidados que necesita la persona mientras esté hospitalizada. Además, de la tranquilidad a los familiares y cierto respiro familiar o descanso.

Es un recurso que beneficia a la persona hospitalizada y a sus familiares.

Distintas atenciones según las necesidades del paciente

El acompañamiento hospitalario se ofrece partiendo de la necesidad de la persona y los familiares. Una necesidad que puede variar por ejemplo conforme la disponibilidad de los miembros de la familia o según las necesidades de la persona ingresada. Al partir de esta necesidad, el servicio se gestiona de forma individualizada atendiendo los requisitos que se planteen. Así, pueden ofrecerse diferentes tipos de atenciones o apoyos según cada caso:

Acompañamiento hospitalario

Acompañamiento diurno y nocturno

El acompañamiento hospitalario se realiza durante el día y la noche según la necesidad del paciente y de los familiares. Hemos recibido casos en que los familiares se turnan para pasar la noche en el hospital, necesitando así un servicio de acompañamiento durante algunas horas del día. O al contrario, pueden organizarse para acompañar a su familiar durante el día solicitando el servicio durante la noche.

Atención personal

Desde este servicio se ofrece el cuidado y atención individualizada que la persona necesite. Este cuidado y atención complementa el que realiza el personal del hospital y es totalmente personalizado según las necesidades del paciente. Por ejemplo se apoya a la persona en la alimentación, la higiene, el cambio postural, levantarse o acostarse. O también y dependiendo de la situación del paciente se puede acompañar en un paseo, mantener alguna actividad de ocio, dar masajes o por ejemplo realizar estimulación cognitiva. Se gestionan y ponen en práctica las actividades que se soliciten y las lleva a cabo personal cualificado y seleccionado para ello.

Apoyo a los familiares

Los familiares o cuidadores de una persona que ha sido hospitalizada y que además no pueden disponer de todo su tiempo para acompañarla necesitan el apoyo imprescindible del personal de este servicio. Al sustituir al familiar en el hospital, los profesionales que trabajan en este servicio transmiten toda la información que ofrece el personal sanitario. De esta manera, el familiar que ha tenido que ausentarse recibe toda la información y consigue así la tranquilidad necesaria.

Apoyo en las gestiones administrativas

El servicio de acompañamiento hospitalario apoya a los pacientes y familiares en las gestiones administrativas que puedan surgir durante la hospitalización.

Solicitud de acompañamiento hospitalario de manera urgente

El caso de Marta que hemos comentado al principio es muy frecuente. No es una situación sencilla. Queremos pasar tiempo con nuestro familiar así que reorganizamos y adaptamos nuestra vida a la nueva situación. En esta adaptación, generalmente los familiares buscan ayuda para acompañar a su ser querido mientras esté hospitalizado, preocupados por su bienestar. Además la disponibilidad del entorno familiar puede ser limitada. Los ritmos laborales y las tareas diarias nos mantienen ocupados limitando nuestro tiempo libre y cuando surge de manera urgente la hospitalización de un familiar buscamos ayuda externa. Esta ayuda prestada desde Servicios de Ayuda a Domicilio es profesional, es integral y favorece el bienestar de la persona que ha sido hospitalizada y la de sus familiares. Por ello, la ayuda y apoyo que se busque es fundamental hacerlo en entidades creadas para tal fin.

Marta nos llama y solicita de manera urgente un acompañamiento para su madre en el hospital. Le pedimos la información necesaria para iniciar el servicio como por ejemplo el motivo de la hospitalización, la situación de su madre o los horarios en que ella acudirá al centro. De esta manera, le proponemos un servicio organizado y llevado a cabo por una profesional específica acorde a la situación de su madre y en la plantilla de trabajadores de MimoHogar. Acudimos al hospital para conocerla, a ella y a su madre, para valorar la situación y las necesidades que han solicitado cubrir. En este caso, las necesidades que requieren cubrirse son el acompañamiento durante unas horas cada tarde, el apoyo en algunas actividades básicas como en higiene o alimentación. Y además y una vez comenzada la recuperación, la ayuda para incorporarse, levantarse o caminar por la planta. El servicio se inicia el día siguiente. La comunicación entre el profesional asignado y el familiar es continua y fluida. Asímismo se mantiene la supervisión y el seguimiento constante por parte de la dirección del Servicio de Ayuda a Domicilio.

Con el principal objetivo de mantener el bienestar del paciente y del familiar que solicita ayuda, el servicio de acompañamiento hospitalario de MimoHogar ofrece una atención profesional e integral acorde a las necesidades de la persona hospitalizada y sus familiares.

Recuerda que en MimoHogar, manos expertas cuidan por tí.

 

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola